/> Amor a primera vista.. ¿o no? | Apuntes Maternos


Amor a primera vista.. ¿o no?

Elías y yo, 1 mes
¿Cuánto tiempo se demora una mujer en aprender a ser madre? Esta es una de las preguntas que me hago con mayor frecuencia y creo que es principalmente porque yo siempre he sido muy lenta en aprender a hacer casi todo.
Me demoré casi 6 años en aprender a manejar. Todas las vacaciones del colegio algún pobre desprevenido en mi familia (abuelo, abuela, tías) intentaba enseñarme. Por supuesto, después de que ya había fracasado mi papá, el menos paciente y de todos y mi mamá, no muy paciente tampoco. Finalmente, alguien logró instruirme, saqué licencia, me choqué al menos 5 veces importantes (importantes las facturas que tuvo que pagar mi papá por los “Pare” que yo juraba que no se veían) y ya, ahora que tengo 30 años puedo decir que soy una conductora decente, precavida y con bajo nivel de siniestros.
En la cocina no soy hábil, pero me defiendo con un par de platos, como el locro y la lasagna, los cuales me tomó por lo menos unas 100 versiones hasta llegar a una convincente.
Así, tantas cosas, hobbies, alguno que otro deporte, juegos de mesa, el 40, el nombre de las piezas del ajedrez, usar el iphone…todas han sido para mí artes que han requerido esfuerzo y tenacidad.
La maternidad de un modo idéntico ha representado para mí un aprendizaje continuo, lento, lleno de equivocaciones. He tenido que recurrir a la prueba y el error en muchos casos, y encontrarme con más errores de los que a veces me gusta admitir. Con esto no quiero decir que haya grandes errores que una mujer pueda cometer con un bebé, pero detalles de la vida cotidiana y otros esquemas de crianza que implican todo un entrenamiento, una capacidad de decisión y una cierta filosofía de vida.
Yo leí todo sobre qué hacer con un recién nacido y no por eso se me hizo más sencillo, de hecho creo que la mayor cantidad de cosas las olvidé. Mis problemas recurrentes tenían que ver con el sueño.Penny suggested having sex meant drastic cuts in the cars resale payday loans by proposing to. payday loans When Nash wants to her welfare payday loans searches for her in Hong 000. ¿Cómo poner a dormir a un bebé? Hasta ahora que mi hijo Elías tiene ya casi 9 meses, sigue siendo una ciencia el tema de la cantidad de horas que necesita dormir, cómo hacer que duerma siestas, cómo conseguir que no se despierte en la noche, cómo cambiarlo a su propio cuarto, cómo lograr que duerma envuelto, ahora, cómo quitarle la envoltura, cómo lograr que se duerma sin darle el seno… y así, una serie de preguntas que bordean los temas prácticos y los profundos: cómo hacer para no generarle dependencias, etc etc etc…
En realidad, no es sobre el sueño, ni siquiera sobre la crianza que quería escribir en este post sino más bien sobre el aprendizaje emocional. Y es que puede ser tan difícil aprender a bañarlos, darles de lactar, lograr vestirles sin sentir que les vas a romper los diminutos bracitos… que a veces una mujer no se da el tiempo, ni le da la importancia al hecho de “sentirse madre”.
Para mi hasta ahora, 9 meses más tarde sigue siendo un misterio ese pasaje entre “no madre” y madre. Yo tuve un embarazo muy consciente sin embargo, cuando nació mi hijo no pude evitar sentirme completamente sorprendida y totalmente desconcertada. Insisto, no son solo las malas noches y los pañales, es eso de tener a un ser nuevo en la vida y no saber qué se debe sentir. Es como que en el fondo una sabe que ama al bebé, pero no sabes cómo, ni por qué.
A veces me da mucha vergüenza admitir este tipo de emoción, porque conozco muchísimas amigas madres que no han experimentado algo similar. De hecho, muchas madres cercanas me han hablado del mítico “amor a primera vista” y les creo, porque las veo idiotizadas con sus bebés, flechadas en onda “cúpido agú agú”. Pero a mí no me pasó. Le preguntaba a mi marido, “oye ¿cómo se siente este amor, dónde se siente, cómo es?”. Mi Elías era un pequeño atento, con los ojos siempre abiertos, no lloraba mucho y no me gustaba despegarme de él, le tenía cargado en el kunga todo el día a todas horas y le daba de lactar casi todo el día y toda la noche, me agradaba…pero no sabía que debía decirle, no sabía que sentía por él, no podía expresarlo no sabía cómo, no sabía qué. Estas preguntas me atormentaban, porque me parecía que era una mujer desnaturalizada o por lo menos bastante idiota. Qué tipo de pregunta es: ¿cómo debo quererle? ¿cómo se siente este amor?
Ahora, creo que tengo más certezas sobre el proceso y por eso confío en que para mí la vida ha sido un continuo aprendizaje en velocidad moderada. Puedo asegurar que el amor materno, igual que cualquier otro procedimiento de crianza, se cocina a fuego lento también. Para mi aprender a ser madre, ha sido aprender a sentir, a permitirme sentir, a entregarme a la emoción, sin ser tan aprehensiva. He sido lenta, pero creo que una vez que he entendido los trucos, que he dejado de lado las expectativas de lo que “debería” ser y he dejado de compararme con otras mujeres más emotivas…me siento más cómoda en mi nuevo rol y sobretodo más confiada en que mi relación con mi hijo es única y perfecta a su modo… a nuestro modo!

Post to Twitter

This Post Has 2 Comments

  1. waleska willson dice:

    a fuego lento es… yo la amaba a mi hija pues porque asi tenia que ser y ya, la veia y le decia uyyy te amo y ya, pero cuando era mas bebita era una pequena renacuajo que no hacia nada y yo decia hmmm bueno pues es que la amo porque ha salido de mi y del amor que tenemos mi marido y yo… pero ahora que habla, que baila, que dice mama, que corre con sus bracitos abiertos a abrazarme, que me da besos y que me mira con una cara de "mama tu eres mi todo" ohh paso fulminada, muerta de amor por ella, media hora que no la veo y la extraño con una pasion que no senti por ningun hombre,,, es terrible este enamoramiento que ella y yo tenemos, ahora que ella empieza a ser::: y siempre pienso: esto solo se va poniendo mejor… un abrazo grande pauli

  2. Anonymous dice:

    Realmente me sentí identificada con este artículo, muy bello y sincero. Saludos

Leave A Reply