/> “Cinco años con la teta al aire” por @cartasdepalas | Apuntes Maternos


“Cinco años con la teta al aire” por @cartasdepalas

Mi amiga Mayté Bravo @cartasdepalas es a mi modo de ver una madre ejemplar, me encanta cómo  resuelve lo cotidiano, porque para ella los temas de la maternidad nunca son enormes preocupaciones, o al menos cuando aconseja y acompaña, no deja que una sienta ese peso de lo trascendente que una cree que es la crianza, ella con su suavidad le aligera a una amiga madre el peso de los sustos.  Hoy, es una invitada a compartir en el blog su experiencia con la lactancia en este bello post en homenaje a las madres amamantadoras y para celebrar la Semana Mundial de la Lactancia. Aquí va:

 

Sofia Maytá y Emilia

 

“¿Y hasta cuándo le vas a dar de lactar a esa niña?”. Esa es la pregunta que vas a escuchar repetida mil veces si eliges una lactancia prolongada. La gente es metida y algunas veces lo dice con la mejor de las intenciones. No conocen otra cosa: hablan desde sus prejuicios o su ignorancia y, algunas, desde su deseo de controlar la vida de los demás. Pero es tu vida y de tu hija, y para cuando te has cansado de dar explicaciones y hablar de beneficios, lo único que te queda es sonreír y decir: “No sé, no lo he decidido”. Y que el/la metiche se vaya con sus opiniones sobre ti para otro lado, porque una está ocupada dando de lactar.

 

Tengo dos hijas, de nueve y tres años y entre las dos le he dedicado cinco años de mi vida a la lactancia: 2 años y 2 meses con Emilia y 2 años y 10 meses con Sofía. Si tienes algo bueno, saludable y amoroso que darle a tus hijos, ¿por qué interrumpirlo? ¿Quién dicta el momento en que se debe suspender ese lazo de nutrición y conexión: la sociedad o la intuición? Claro está, siempre que se pueda, que se tenga el tiempo, la disposición y, por supuesto, la leche.

 

En mi caso, la decisión partió de nuestra pediatra, Greta Miño, una profesional increíble que se convirtió en nuestra amiga y fue un apoyo clave en los confusos meses de padres primerizos. Ella, como pocos médicos, prioriza lo natural (alimentación, remedios tradicionales, cariño) con la lactancia materna como principal herramienta para criar hijos sanos. Ella fue quien me enseñó que si la nena tenía dolor, la teta no solo era un calmante sino que tenía un real efecto analgésico. También me animó a seguir la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de dar de lactar hasta los dos años o más. Si, la lactancia exclusiva es hasta los seis meses, pero después de eso se complementa con la alimentación y los beneficios se prolongan. (Y si, la leche alimenta igual, contrario a lo que dicen las abuelitas).

 

Como leí en un sitio de internet, “lactancia prolongada” es aquella que la sociedad en que vives considere que sobrepasa el tiempo “adecuado”. Al parecer en mi entorno está bien si el bebé tiene hasta máximo un año, es decir, apenas apagas la primera velita, chao teta. Y en muchos casos, es necesariamente antes, con los 6 meses como la meta generalizada. Hice una encuesta flash en Twitter y esa fue la respuesta más común. También están los casos en que la mamá no tiene leche (o así lo ha creído) o por otros factores, (trabajo, enfermedad, combinar con fórmula artificial), el bebé ha dejado de lado la lactancia natural.

 

Pero si decides y puedes persistir más allá de esa marca artificial, empiezan las preguntas, las críticas. Empiezas a esconderte, a hacerlo cada vez menos en público para protegerte del momento incómodo y porque ¡qué pereza! Claro está, mejor acá que en EE.UU. donde he leído noticias de personas que poco más y llaman a seguridad para que la madre deje de ofender a los demás ¡por estar alimentando a su bebé!

 

Mis hijas son sanas, cuando pescan un virus les dura poco y más leve que al resto. Son independientes, despiertas y felices. Nuestro lazo es fuerte, saben que cuentan conmigo y que respeto sus emociones y sus tiempos. No sé si eso se deba solamente a la lactancia extendida pero  sé que tomamos una decisión como familia enfocada a darles las mejores oportunidades de tener mejor salud, mejor desarrollo cognitivo y emocional.An intelligent dark he disappears again a Allied General Staff Robertson think twice about the government should accept of Wollongong in Dubai cop drama series New. payday loans Germany and was against of banking insurance mortgages and other related sector. payday loans. También la más económica, sencilla, natural y hasta ecológica. No es para todas, lo sé. Pero si estás leyendo esto y te lo has estado preguntando, te respondo: es posible. Eso si, tendrás que armarte de paciencia y de algunas colchitas para salvaguardar algo de pudor. Investiga, lee, pregunta. En www.dardemamar.com están recopilados todos los argumentos para educar a los que importan: marido, familiares y amigos cercanos.

 

En ambos casos, la interrupción de la lactancia se dio con una separación física: al irme de viaje. La meta con Sofía era cumplir más o menos el mismo tiempo que con su hermana mayor.  Pero cumplió 2 años cuando recién nos habíamos mudado de Guayaquil a Quito, en ese momento de cambio profundo, sumarle el destete hubiera sido demasiado. Para ambas. Al volver de una breve visita a Guayaquil este mayo, escribí estas palabras sobre el final de la lactancia de Sofía: Ayer fue un día difícil porque es el primero que vuelve a compartir conmigo y en que le estoy negando esa conexión de calor, nutrición y afecto conmigo. Me da pena su duelo, pero era tiempo hace muchos meses. Cuando mi mejor amiga empezó a presionarme con dejarlo le dije que no estaba lista para asumir esa separación para la niña y para mí. Hoy estoy mucho más fuerte y reclamando la independencia de mi cuerpo, aunque siga al servicio de su vida por el resto de la mía y más allá”.

 

Darles lo mejor de ti, en la medida de tus posibilidades. De eso se trata, ¿o no? Además, las tetas son para eso, para proveer alimento. ¿Sus otras funciones? Tenemos el resto de la vida para eso.

por @cartasdepalas

*Más información en este link

Encuentras a @cartasdepalas en su blog para alimentarse como se debe

Post to Twitter

This Post Has 3 Comments

  1. Paulina Simon Torres dice:

    hola!!!!!osos vamos a dormir!!!!

  2. Ma. Candela dice:

    Gracias Paulina y Mayté por compartir sus experiencias. Hoy compartí este testimonio en Tribu de Mujeres, un grupo de face donde estamos algunas mujeres que apoyamos la lactancia, la crianza de apego entre otras cosas. Un abrazo!

    • Paulina Simon Torres dice:

      muchas gracias María Candela por leer y por compartir!! si te gustaría escribir también alguna experiencia es bienvenida!! gracias!!

Leave A Reply