/> Comida para bebés, toda una ciencia | Apuntes Maternos


Comida para bebés, toda una ciencia

Comida, comida, comida…comida sólida, el gran dilema y las mil alternativas de dietas distintas y modos contrarios de empezar a introducir los sólidos a los bebés.
Yo esperaba locamente que el bebé Elías empiece a comer, para ver si así empezaba a dormir mejor y para ver si me aligeraba un poco el tema de la lactancia exclusiva. Debo decir que respeto mucho todo forma de alimentar a un bebé, pero mi orgullo personal es haberle dado solamente leche materna durante 5 meses y medio… lo que el cuerpo aguante. Yo sé que este es un acto a veces heroico, porque dar de lactar es un trabajo demasiado intenso (eso será otro post) y para mí fue una decisión rotunda que tomé y a la que me amarré como Ulises al mástil de su nave, mientras las sirenas, léase tarros de fórmula, me cantaban canciones de amor…. “solo un biberón…dale solo un biberón, verás como duerme bien, verás cómo te deja descansar…” pues no, no sucumbí y no es ningún triunfo, pero a mí me hace feliz.
Me ilusionaba muchísimo empezar a darle de comer sólidos, de hecho el día que comió su primera papilla fue uno de los más felices que hemos vivido hasta hoy, divertido y exitoso. No todos los días son así, ni todas las comidas tienen tanta acogida, pero al menos ese fue un gran día. Y claro, ya me había dicho una amiga @paufdr, “ahora más trabajo para la mamá” yo obviamente pensaba que iba a ser menos trabajo porque ya no le iba a dar de lactar cada minuto del día, pero de hecho eso era más fácil. Ahora empezó el trabajo serio, tres comidas al día, todas distintas para que no se aburra; prepararlas, limpiármelas del pelo, lavarlas refregarlas de la ropa, andar a cargar las papillas, pensar en menús… lidiar con los nuevos y gloriosos pañales… etc etc etc. Así empezó la nueva odisea: la comida.
No voy a hacerme la víctima, porque aunque me da mucho mucho trabajo y soy una pésima cocinera, me encanta esta etapa de las comidas. Cada día, en realidad cada 3 días, probar algo nuevo es una gran emoción y también una gran frustración, como por ejemplo el hecho de que yo puedo vivir de papas y el bebé Elías las odio.
Hay varios modos de dar los alimentos a los bebés. Primero, hay pediatras que sugieren que empiecen a probar los primeros sólidos a los 4 meses, algunos empiezan con frutas, otros con cereales, unos con las cosas cocinadas, otros crudas. He visto entre las amigas madres aplicaciones distintas y a casi todas les ha ido muy bien. En lo que sí coinciden los pediatras es en que no hay que darles hasta el año nada de sal y nada de azúcar (excepto el dulce normal de cada fruta), nada de lácteos, ni frutas cítricas o ácidas.
Quiero compartir el modo en el que yo le doy de comer al Elías, quizá algunas de estas cosas de su dieta les pueda ser útil (La mayoría de esta información es gracias a mis amigas @GastroNomade y a @cartasdepalas).
Empecé a los 5 meses y medio y me funcionó bastante bien empezar con cereales. Se supone que los cereales son lo más ligero para la digestión, tienen una consistencia bien suave, son fáciles de tragar y además no causan alergias.
Lo importante al empezar a comer es detectar cualquier posible alergia y para esto hay que introducir al comienzo un alimento distinto cada tres días, y si no tiene ninguna reacción se continúa con el siguiente alimento.
En el caso de los cereales yo le di una semana completa cada uno y le daba almuerzo y merienda, a ver si comiendo de noche dormía mejor (no funcionó). Una papilla al medio día y otra tipo 6 de la tarde.
Los alimentos así: 
Cereal de arroz: Les recomiendo que si tiene posibilidad de moler el arroz normal usen esa harina en lugar de comprar Nestum que es lo que mandan los pediatras.
A dos onzas de leche materna o leche de fórmula le aumento una cuchara sopera de harina de arroz les mezclo bien hasta que no queden grumos y les cocino en una olla. Básicamente, hierve y ya está. Hay que mecerle un poco para que no se queme, pero toma minutos hacerlo. Hago lo mismo con todas las harinas.
Luego le di avena, si les parece muy grande la hojuela licuénle un poco en la licuadora y se hace más polvo.
La mejor de todas, harina de quinua. Le fascina, es más oscura y espesa y es la que se come con más ganas.
Después empecé con las verduras, supuestamente para que no se encariñe con el dulce. Esta decisión no la recomiendo, porque a mí me fue pésimo por hacerme la estricta.
Primero le di zanahoria amarilla, zanahoria blanca, zapallo, papá (cocinadas y licuadas hechas papillas) prácticamente todas las odio, escupió y vomito.
Así que yo pensaría que lo mejor es empezar con las buenas y nobles frutas que al menos al bebé Elías le resultan fascinantes:
Pera, manzana, nectarín, papaya, durazno, plátano, guayaba y ciruelas.
Las ciruelas hasta aquí han sido mis mejores amigas. Primero, porque casi todo al comienzo (especialmente la manzana y el plátano) les estriñe entonces cocino las ciruelas en un litro de agua y uso esa misma agua para hacerle las papillas de todo lo demás. Luego, la misma ciruela cocinada le licuo y le doy pedacitos juntos con todas las otras comidas y así no se estriñe. Compre las ciruelas sin pepa, es mucho más sencillo.
Y me olvidaba lo mejor, el jugo de granadilla. Le fascina. En un cernidor se aplastan las pepitas y se les da ese jugo, aunque es poquito, pero le encanta. También el camote les gustó, porque es dulce.
Todo esto ha sido desde los 5 meses y medio hasta ahora que ha cumplido 7.
Ahora ya empecé a darle pollo, esa es otra etapa compleja, la de las carnes… en otro post mejor.
Las cosas nuevas y buenas que recomiendo: 
Machica, cocinada igual que las otras harinas.
Arroz de cebada
Quinua
Amaranto
Arroz de trigo
Sandía
Melón
¡En eso andamos por ahora!
Cosas que me han funcionado: 
  • Al comienzo siempre es bueno eso de esperar tres días por cada alimento, después ya se puede variar más, sobre todo si no generan ninguna alergia. Ahora combino las frutas con los cereales y eso es el desayuno. A veces el cereal de arroz con las verduras, en el almuerzo y de noche otra fruta o sopa con el pollo u otra verdura.
  • Tener un buen babero de plástico. El bebé Elías tiene uno (foto) en el que se recoge todo lo que escupe, vomita, bota, etc. ¡Muy práctico! Yo compré además una especie de impermeable, que le pongo sobre la ropa y encima el babero.
  • Cucharas de plástico, unas que son medio planas, no tan redondas.
  • A veces la comida les resulta muy seca, recomiendo tener un platito de agua a lado y cada dos o tres cucharas de comida darles unas cucharitas de agua.Andrews that he and infrastructure already being system operates in an subject to. Pregnancy has doomed. payday loans Park City and the county courts and without the hard disk drive world leading universities.
  • Darle de comer sentado en su silla a la hora a la que todos comen. A mí me ha funcionado porque nos ve comer y se anima más. Además, espero que así se acostumbre a las rutinas en la mesa.
¡Eso!

Post to Twitter

This Post Has 8 Comments

  1. Silvana Tapia dice:

    Chévere! Yo empecé a darle comida a los 5 meses. En realidad me dijeron muchas cosas pero nosotros ya habíamos empezado a darle jugo de frutas (granadilla, ciruela, papaya) desde antes porque tiene "intestino perezoso". Porque toma fórmula de los tres, creo aunque un doctor me dijo que no tiene nada que ver. Cuando escribas sobre la lactancia te cuento mi experiencia, por problemas de salud míos no pude seguir dándole de lactar.
    Bueno, como ya tomaba jugo entonces empezamos a darle frutas cocinadas y licuadas, primero pera, luego mango. Ambas las ama. Y ahora le estamos dando vegetales como zanahoria, papa y zuquini. Sólo se come cuando está muy hambriento, sino arma el bochinche.
    Y aunque me han aconsejado mucho los cereales, no le he dado. Ya me hiciste sentir culpable, je je. Bueno, avena sí le he dado.

    Sabes, le compré unos baberos tipo mandil de plástico que hay en Bebe Mundo y eso facilitó la vida porque sólo se enjuagan o les pasas un trapito y ya :)

  2. P. Simon Torres dice:

    Sabes Silvana, que a mi con lo de las harinas me va super bien, porque me funcionan de comodín cuando no le da la gana de comer nada más. En mi caso también son útiles porque el Elías ha sido siempre un poco bajo de peso, así que le sientan bien, de hecho aumentó bastante en estos dos meses, al fin está cogiendo la curva en subida jajaja!
    Si el Adrián me decías que tiene peso alto, quizá no sea muy recomendable las harinas, pero en cambio es buenaza para la digestión la avena, esa si le podrías dar, e insisto con lo de la machica porque es super nutritiva y al menos al Elías le encantó. A mi me da un poco de asco, es negrusca y medio apestosa, pero le encanta.

  3. Silvana Tapia dice:

    ¿Máchica? No se me había ocurrido, ya voy a ver :)
    Ayer le llevamos al gordo donde un nuevo pediatra y no está con sobrepeso según la curva de crecimiento que le hicieron; es más, alrededor de los 3 meses ha estado casi muy bajo.
    Venden harina de arroz o la haces siempre tú?
    La verdad necesito los métodos más fáciles y rápidos por la cuestión del tiempo, jeje.

  4. P. Simon Torres dice:

    Me alegro muchísimo que hayas cambiado de pediatras, entre los padres de bebés que conozco he oído historias casi tiránicas de pediatras que se creen que hay que engordar a los niños como a pollos de pronaca y otros que creen que hay que ponerles por poco una rutina en una caminadora para que adelgacen… idiotas!
    Si consigues quien te muela el arroz sería perfecto. Sino hazle con avena, harina de quinua, machica, harina de arveja. Hasta aquí todas me han dado resultados excelentes.
    Al comienzo en dos onzas de leche de fórmula. Le pones el agua, el polvo de la leche y una cuchara de la harina cualquiera. Le cocinas hasta que de unos tres hervores y listo! Facilito, te toma 10 minutos todo.

  5. Silvana Tapia dice:

    Muchas gracias por los tips! Voy en busca de las harinas, la idea de la quinua me encantó porque es un cereal realmente nutritivo :)

  6. cereales para bebes dice:

    A mi hija le encantan los cereales, la verdad es que hemos tenido un poco de batalla con la comida pero poco a poco ha ido asimilando nuevos sabores y texturas y ha mejorado bastante!

    Un saludo,
    Laura

  7. Emili dice:

    Genial leer tu blog! Tengo bebé de 10 meses y medio (Ignacio se llama) y soy la única en mi entorno con guagua pequeño así que me he sentido solitaria en la misión histórica de criar a mi enano. No se me había ocurrido buscar en el ciberespacio a alguien más que estuviera pasando por la misma aventura hasta que gracias al Paco Salazar y sus tuits encontré tu blog.

    Chévere que compartas tus angustias y logros para saber que hay alguien más que no pensará que estoy volviéndome loca en el trabajo de ser madre.

    • Paulina Simon Torres dice:

      Hola Emili! muchas gracias por comentar, me alegro que te haya gustado el blog! para mi es un alivio usualmente encontrarme con más mamás con quienes poder compartir las experiencias que una tiene con los hijos. La maternidad me parecía algo tan natural antes de ser mamá y tan antinatural después de haber dado a luz y tenerle al Elías en brazos y no tener ni idea que hacer, qué sentir y a dónde correr. Creo que con los meses mejoró la cosa, el bebé se ha ido convirtiendo además en una compañía y eso aliviana mis días, aunque la cabeza nunca está libre de dramas… será que hago bien? será que soy buena madre… etc etc etc…! bienvenida al blog y ojalá te guste seguir leyendo. También estoy por el twitter @psimont ! un abrazo y al bebé Ignacio!

Leave A Reply